El mundo sobre ruedas

Comparto esta historia, para demostrar que se puede. Se puede viajar, se puede vivir con poco, se puede ser feliz sin importar circunstancias, SE PUEDE.
Nada puede ni debe ser un obstáculo en nuestras vidas. Debemos utilizar todo como una ventaja, y lanzarnos a cumplir nuestros sueños.
Seamos felices, por sobre todas las cosas.

Albert Casals nació en Cataluña, en el año 1990. A los 5 años, Albert se contagió de Mononucleosis, que derivó en Leucemia. El tratamiento lo incapacitó, y desde los 8 años anda en silla de ruedas.

Sus enfermedades y discapacidad no fueron ningún obstáculo para él. A los 14 años reunió a sus padres, y les dijo que su sueño era viajar por el mundo, solo. Aunque a ellos les costó permitir su felicidad, aceptaron. Pero impusieron una regla: el primer viaje lo debía hacer acompañado por uno de ellos. Entonces, ese mismo año, Albert y su padre viajaron a Bruselas.

Desde los 15 años, y hasta la actualidad, Albert ha viajado solo, por todo el mundo. De hecho, en alguna oportunidad, la policía lo detuvo creyendo que se había escapado de su casa, siendo menor de edad.

Él no toma su silla de ruedas como una desventaja:- “¡No hay nada que yo no pueda hacer en mi silla! Subo, bajo, entro, salgo, he atravesado selvas y playas… (…). La silla es más ventaja que inconveniente: la gente te pregunta qué te pasa, de dónde vienes…, y así haces un montón de amigos”.

Practica como filosofía de vida el “Felicismo”, y lo define de la siguiente manera:
“Felicismo es el nombre que suelo dar a mi filosofía o manera personal de ver el mundo y la vida.
Como el nombre ya indica, la clave del felicismo es la felicidad. Y es que la felicidad es el único motor, la única razón de la existencia humana. Todas las acciones del ser humano están motivadas por el deseo de ser feliz, lo sepamos o no, y sólo mediante una existencia feliz podemos proporcionar felicidad a los demás.
 En consecuencia, es lógico que destinamos todos los esfuerzos de nuestra vida a encontrar y mantener esta felicidad: una felicidad plena, estable y permanente.”

Albert se lanzó a las aventuras, y desventuras también. Pues en más de una oportunidad, estuvo cerca de la muerte. Por ejemplo, en una lancha de traficantes de motores entre islas caribeñas, zarandeados por una tormenta con olas de cinco metros, se golpeó, cayó al agua inconsciente… y pudieron rescatarlo por pelos (literalmente). Albert es un verdadero ejemplo de vida, pues no permitió que ningún obstáculo se interpusiera entre él y su sueño.

Cuando le preguntan si no tiene miedo de que le roben, responde:-  “Si me roban, al poco tiempo volveré a tener lo necesario, ¡seguro! Y nunca podrán robarme lo vivido.”

“Cuando haces lo que de verdad quieres, el universo entero conspira a tu favor. Mira alrededor y decide: tú puedes elegir vivir triste o contento. Yo elijo la felicidad. No veo entre nosotros razones para ser infeliz. No hago nada que no quiera hacer en cada momento”, Afirma Albert.

Actualmente, cuenta con más de 50 países recorridos, y escribió dos libros (“El mundo sobre ruedas”, y “Sin Fronteras”).

Luego de leer esta historia… ¿crees en lo imposible? 

14 Comments on “El mundo sobre ruedas

  1. Gracias Lara por compartir esta historia … ! te trasmite muchas ganas de VIVIR (en mayusculas ) sin ponernos limitaciones jamas ! =)

  2. buenos dias lara te cuento q tengo un peke con una historia muy dura por la cual a los 4 meses quedo con algunas discapacidades imaginate como estaba yo como mama,fue ahi cuando un amigo de españa me hice leer lo de albert y senti q todo es posible ,gracias por invitarme a releerla,besitos mil

  3. Hola Lara, hermosa historia, por donde andan ya salieron de Santa Fe ?

  4. Despues de leer esta historia, no haria falta nada mas para entender por fin que solo es una cuestion de decision la felicidad tan ansiada…pensar que es tan sencillo y nosotros lo hacemos tan dificil, solo por capricho…y estoy hablando de mi y de gente que esta saludable, que pasaria si todos practicaramos el Felicismo?? seguro emitiriamos buena vibra al universo no? asi como se contagian las sociedades de stress y mala onda ocurriria lo contrario…nos contagiariamos de la buena onda entre todos y sentiriamos que todo es posible…anoche vi un muchacho nacido sin la mano derecha tocar el Bajo…lindo y necesario tema para charlar, mucha tela para cortar como dice el dicho. La nota me contagio de felicidad y esperanza. Continuaremos por supuesto y aguante Albert!!

  5. todos deberiamos aprender, lo escencial es invisible a los ojos

  6. En la vida todo es una cuestión de actitud, es muy cierto que las circunstancias te condicionan, pero está en cada uno ponerle la garra, escoger lo positivo y darle para adelante. Cada uno escoge si quiere vivir lamentandose o encontrarle la vuelta a la situación que uno está viviendo. Albert podría haber optado por hacer una vida “normal” y quedarse en su cuarto con su computadora, dependiendo de los padres, y no moviendose mas alla de lo establecido como normal para su situación. En cambio eligio ir tras su sueño, lo cumplió y lo sigue cumpliendo, escribió dos libros…convirtió su debilidad (la silla de ruedas) en una fortaleza, para él es como una bicicleta que viaja con el por los paises que quiere conocer.

  7. qué bien me hace leer todas estas maravillosas historias que me “positivizan” y me empujan a seguir peleándola !!! gracias familia rodando ando !!!

  8. Como dijeron anoche, si queres SE PUEDE, SE PUEDE, lo importante es poner mucha energia en lo que se quiere, gracias por compartir esta hermosa historia de vida

  9. Hermosa historia de vida, eso si llena de VIDA y con mayusculas, felicitaciones, y si se puede, todo lo que quepa en tu mente y lo decretes sucede Gracias Lara por comprtir estas historias.

  10. Hermosa historia!!! Como dice Silvio todo es cuestión de actitud; querer es poder!! y Albert pudo y está cumpliendo su sueño en la vida que es lo que lo hace feliz VIAJAR POR EL MUNDO!!! y su condición de capacidad diferente lo potencia y disfruta plenamente su vida.-
    Abrazo grande y por favor sigan informando por donde andan.-

  11. Me encanta viajar, me encanto esta historia y los estamos siguiendo junto a mi familia, Analia, Euge y Rami… gracias por compartir sus vidas!!!

Responder a hugo lopez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *