Historias del Merlín Negro

Salimos el Jueves a la tarde de Máncora así que la idea es quedarnos en un pueblo cercano pero avanzar hacia Piura donde tenemos que ver al Mecánico que nos recomendaron pues nos sigue perdiendo aceite, queremos ver si es una junta y solucionar el problema, esperamos que sea algo simple, pero nos tiene preocupados.

Yola nos recomendo parar en un pueblo que se llama el “El Alto” aunque nos tienta la idea de ir a conocer “Cabo Blanco” que un pequeño pueblo de pescadores que tiene alrededor de 200 habitantes, según cuentan aquí se pescó un Merlín Negro de 1560 libras.

Nos han contado que hubo una época que vinieron personalidades internacionales atraídas por la pesca deportiva y por las historias del Merlín Negro. Así es que atraídos por las historias cuando llegamos a “El Alto” decidimos bajar a “Cabo Blanco “, y digo bajar pues son unos pocos kilómetros de mucha pendiente, hasta llegar al borde mismo del mar.

Llegamos de noche y estacionamos frente al mar, vemos una señora regando unas plantas en el pequeño malecón y nos ponemos a charlar, le preguntamos si podemos estacionar, y donde podemos dar la vuelta, pues el pueblo es solo una calle, y nos indica que más adelante, donde está la iglesia allí hay una calle donde quizás podemos maniobrar para retornar. La intención es quedarnos esta noche y mañana Viernes partir para el sur.

Obviamente ya saben que no somos de aquí, semejante vehículo y nuestro acento más los pocos que son por aquí, es muy fácil la deducción. Son muy amables, la señora que está regando nos da agua pero nos dice que no es potable, otro señor que está arreglando su barco nos indica donde nos podemos estacionar más cómodos, además nos dice que está oscuro ahí porque no vino quien enciende las luces del alumbrado, y él mismo se acerca y las prende para que esté iluminado el sector donde vamos a parar, en el mismo malecón frente al mar, en ese lugar hay un pequeño y acogedor restaurante que se llama “Black Marlín”. Así que retrocedemos un poco y nos ubicamos mejor.

Al otro día al amanecer nos encontramos que el lugar es de una belleza indescriptible para quien le gusta la tranquilidad, la pesca, el buceo y todas las actividades deportivas en el mar. El agua es azul y cristalina, a simple vista desde la superficie se ve el fondo del mar, hacia el sur hay un peñón y rocas en el mar que forman pequeñas piletas más hacia el norte otro peñón que hace que el mar no tenga grandes olas y tenga un color azul que refleja el cielo. Todas las noches hay una brisa que hace que la estadía sea de lo más agradable, así es que lo que iba a ser una noche de paso, terminan siendo unos días.

IMG_7258.jpg

IMG_7161.jpg

La primer noche nos encontramos con Ricardo que está por trabajo por aquí pero más que trabajo nos cuenta que se hizo una “escapada” para pescar que es su pasión, él estaba cenando en el restaurante y está alojado al lado en un pequeño hostal y nos conocía pues nos había visto en “algún lado”, no le develamos el misterio hasta un rato después (ya que salimos en la TV y El Comercio a una página entera), nos cuenta que unos años atrás se compró un barco pesquero y fue pescador, incluso pescaba haciendo caza submarina a pulmón.

Así que le pedimos si les enseñaba a Fabricio y Patricio a pescar, a lo que accedió con gusto incluso fueron en la noche a buscar lombrices entre las rocas.

Quedaron en que irían a pescar a las 5.30 de la mañana, pero como se acostaron tarde buscando las lombrices todos se quedaron dormidos. Igualmente les explico algunas técnicas y nos contó unas cuantas historias propias de su vida, muchas relacionadas con la pesca que es su pasión.

IMG_7101.jpg

Nos cuenta que estuvo en Asia y que allá comen el Pez globo y que hay unos Chef Japoneses que hacen un curso de 6 meses donde certifican que pueden cocinar ese pez, que tiene la particularidad que su hígado puede matar a decenas de personas. Antes de irse Ricardo les regala un muy lindo señuelo y algunos anzuelos de su colección y le sigue dando consejos de pesca.

Al día siguiente me cruzo con el dueño del restaurante, el Sr. Francisco Chávez, se presenta, y le pregunto si le molesta el vehículo, me dice que no al contrario y nos ofrece la conexión WIFI y además nos tira un cable para cargar las baterías. Nos cuenta que a raíz del Sismo en Iquique está preocupado porque hubo alerta de Tsunami, y dos días subió a quedarse en su casa de “El Alto” ya que allí no hay peligro.

También le encargamos unos exquisitos chicharrones de pescado que nos alcanza hasta nuestra casa, increíble ahora tenemos delivery, manjar que repetiremos varias veces en los próximos días.

Al otro día Fabricio y Lara fueron a pescar y al rato vuelven contentos pescaron por primera vez, no sabemos que es, tiene alrededor de un kilo, y como no sabemos mucho de peces, Fabricio le va a preguntar a Francisco y cuando le muestra el pescado y le pregunta que es y si se come, con asombro le responde que no y con cara de preocupación le dice: “es un pez globo”, felizmente que preguntamos, sino ahora no estarías leyendo esto.

Esa misma noche nos ponemos a conversar con Francisco que si bien no es oriundo de Cabo Blanco parece saber toda su historia y además en su restaurante tiene fotos de la época en que Cabo Blanco era la meca de la pesca del Merlín Negro, pues en el año 1953 se estableció un record, con la pesca de un ejemplar de 1560 libras, que pescara Alfred Glasell Jr, un norteamericano según nos cuenta, fue presidente de la Texaco.

Muchos famosos pasaron por aquí  y con el aporte económico de varios de ellos se fundó un club de pescadores “El Cabo Blanco Fishing Club” que además tenía 10 habitaciones y funcionaba como hotel, un club de pescadores que ahora se encuentra abandonado en medio de pleitos judiciales.

Nos cuenta que caminando está a solo diez minutos de aquí. Le pedimos si nos acompaña a visitarlo y como le encanta contar las historias del lugar no se hace rogar mucho, y quedamos que a las nueve de la mañana haremos la caminata.

Mientras tanto tenemos algunos problemas más terrenales, el sistema de purificación de ósmosis inversa dejó de proveernos de agua potable así que tenemos que arreglarlo, cuando lo desarmamos nos encontramos con la sorpresa que está totalmente tapado, tenemos repuestos, tanto del filtro como de la bomba de agua, hacemos todos los cambios y no funciona, y además hace calor y tenemos sed, lidiamos hasta tarde y no lo podemos resolver, hervimos agua, esto soluciona el tema virus y bacterias pero no si hay químicos o minerales disueltos, después de hervirla la ponemos a enfriar en el congelador, cuando vamos a tomar si hizo como gelatina, así que nos quedaremos con sed pues es raro que no se haga hielo. Al otro día compramos agua en la única “bodega” – así le dicen a los almacenes en Perú- y luego en la tarde veremos de arreglar nuestro sistema de purificación.  En la foto los filtros que están marrones son originalmente blancos.

IMG_7138.jpg

Nos levantamos temprano y amanece un poco nublado, muy raro por esta zona pero ya sabemos que pronostican otro fenómeno del niño, así que estos son los síntomas. Por otro lado mejor pues para caminar no será tan caluroso, pues la costa del Perú es un gran desierto y el calor se siente.

Salimos hacia el encuentro del camino hacia el “Fishing Club” por un desvío del acceso a Cabo Blanco entramos a un camino que hoy está custodiado por una petrolera ya que tiene por allí tuberías que transportan gas y petróleo desde una base que hay en el mar.

IMG_7178.jpg

IMG_7180.jpg

IMG_7184.jpg

IMG_7189.jpg

Como aquí se conocen todos saluda al cuidador y nos franquea el paso, vamos caminando por un camino árido, perdemos de vista el mar por unos minutos ya que le tenemos que dar vuelta a la peña, cuando lo hacemos vuelve una vista espectacular, y cuando nos acercamos nuevamente al mar se divisa la construcción abandonada, hay un cuidador que vive allí detenido en el tiempo, parece que junto al deterioro del club. Como Francisco también lo conoce podemos entrar a conocer el interior del “Fishing Club”.

 IMG_7200.jpg

Image00001.jpg

El estilo de la construcción nos remonta a los años 50, estando allí uno se imagina como fue ese lugar en su esplendor, ubicado en la parte más alta goza de una vista panorámica del mar de norte a sur, tiene un salón donde hay una chimenea y un lugar donde se encontraba el “Black Marlin” embalsamado, hoy solo se ven los soportes, la vista del salón todo vidriado da al mar y a una piscina que está en una terraza a la que también se accede desde las habitaciones en la parte inferior.

IMG_7201.jpg

IMG_7202.jpg

IMG_7203.jpg

IMG_7198.jpg

IMG_7189.jpg

IMG_7184.jpg

El lugar te remonta en el tiempo, uno se imagina hasta la gente con su vestimenta del momento, grandes empresarios, actores y personalidades del mundo llegaban hasta Perú en sus aviones privados y luego abordaban sus yates para hacer pesca deportiva.

IMG_7213.jpg

Terminamos la visita y regresamos bordeando el risco por donde tenían los tanque las petroleras y por un costado del faro, hacemos unas fotos desde la parte más alta de Cabo Blanco, y también tomamos fotos a un hoy restaurado yate de aquella época el “Miss Texas” que está anclado en las costas de “Cabo Blanco”.

IMG_7143.jpg

No nos queremos ir de este lugar donde el tiempo se detuvo para bien, vinimos por una noche y nos pasamos cinco estupendos dias, no queremos abandonar tanta belleza y tranquilidad, pero ya el mecánico debe estar esperándonos, todavía no está funcionando bien el tema del agua potable y decidimos partir nos espera una subida empinada, y queremos llegar a Piura no muy tarde.

IMG_7284.jpg

IMG_7285.jpg

Nos despedimos de Francisco y su familia, y partimos para Piura camino hacia el sur, camino hacia Lima.



12 Comments on “Historias del Merlín Negro

  1. Saludos desde Costa Rica, les estoy siguiendo el paso de tanto en tanto. Soy costarricense casado con una peruana, piurana para mejores señas y conozco un poco esa zona de Perú, de hecho hace algunos años viajamos en carro desde Lima a Piura en un solo día muy cansado pero yo quería tener contacto directo con esos pequeños pueblos. Les deseo mucha suerte en su camino, un abrazo para todos y todas.

    • Hola Fernando, si estos pueblitos tienen un encanto particular 🙂 Nosotros también les mandamos un abrazo!!!

  2. Qué hermoso relato!!! nos hicieron conocer Cabo Blanco!! Suerte con el arreglo, seguro es la junta!! Un abrazo a la distancia!!! Ana y Daniel

  3. Hola
    Los felicito ..estoy pensando recorrer Sudamérica con mi esposa e hijo …pero todavía no reúno el valor suficiente..
    Cuanto hace que comenzó su viaje? Saludos

    • Hola, ya llegará el momento en que madures tu viaje , nosotros salimos el 23.08.2012, vamos sin prisa en contacto con los lugares, la gente y su cultura. Haciendo muchos amigos verdaderos, es difícil de contar si no lo vives.

  4. los kiero muchisimo y me alegra siempre saber de uds. y lo lejos k estan y lo cerca que los sentimos no se olviden que sus ojos son los nuestros , y disfruten siempre como si fuera el ultimo momento, los extrañamos los chicos estan enormesssss los d uds y los nuestros tambien. k bellos lugares pero mas bellos son uds. los keremos mucho buen viajeeeee y avanti !!!!

    • Gracias Andy, los chicos crecen !!! nos superando las dificultades mecánicas y retomando el viaje de vuelta de Ecuador a Perú retomando el viaje. Les mandamos un beso y un gran abrazo desde Perú

  5. soy de el alto un pueblo cercano ah cabo blanco estoy seguro que este es mi lugar me encanta esta playa donde se pezco el grandioso y gigante merlin mas grande del mundo espero pueda contactarse conmigo para enseñarles todos lo lugares hermosos que tienen estas playas 🙂

    • Hola como estas, ya pasamos por El Alto y Cabo Blanco, ojalá podamos volver a ir, ahora estamos en Miraflores, Lima PERU. Un Abrazo. Silvio

  6. hola por donde andan hace tiempo que no recibo noticias de uds. saludos a todos
    angelica

    • Andamos por Ecuador, pronto pasaremos a Colombia y luego a Venezuela: Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *