Caficulto, un culto al Café

Atraídos por el delicioso aroma que expelía el café en pleno proceso de tostado, nos acercamos a Caficulto. Estábamos buscando comprar café orgánico. Desde la ventana observábamos como la maquina revolvía el café recién tostado y, al mismo tiempo, cocinaba otra tanda. Miguel, el dueño del café, nos invitó a entrar y, notando nuestra curiosidad, comenzó a enseñarnos sobre las maquinarias que utilizan y los pasos a seguir para obtener un buen café.

En un ambiente cálido, ubicado en un sitio poco transitado y sin ruidos molestos (ideal para los que aman ir a leer, a escribir o a conversar), Caficulto comenzó a vender café en grano a empresas u otras cafeterías; pero el reclamo de los transeúntes, encantados con el aroma que se sentía desde una distancia de una cuadra, los incitó a servir café al público.

Desde Cajamarca, donde abrieron su primer café, pasando por distintos lugares, Miguel y Melisa, ambos baristas (especialistas en café de alta calidad), han creado nuevas y deliciosas bebidas a base de café. Siempre utilizando el café orgánico proveniente de una chacra de Oxapampa (selva peruana) especializada en café orgánico. Conversamos con Cesar, el dueño de la chacra, quién nos enseñó los ciclos de cosecha del café con respecto a la fase lunar (debido a que en ciertas etapas de la fase lunar, la planta se purifica enviando las toxinas hacia los tallos y las hojas; y en ese momento no se debe sembrar ni cosechar).

Nos enseñaron el proceso del café, comenzando con el grano de tono verdoso (cuando aún no se tostó). Luego, nos mostraron las curvaturas de temperatura y tiempo del café dentro del horno, dependiendo del cliente y del tipo de grano. Y, para finalizar, la mezcladora que airea el café luego de la cocción, y que también se modifica su duración dependiendo del cliente y de la especie de café. En esta última etapa pudimos probar algunos granos de café recién tostados, notando su exquisito sabor.

Cuando finalizó el proceso, nos prepararon una taza de café, mientras nos contaban que el café bueno no es amargo y no necesita de ningún endulzante para que tenga sabor. Lo comprobamos bebiendo uno de los cafés más ricos que probamos.

IMG_8363-2.jpg

IMG_8364-2.jpg

IMG_8365-2.jpg

IMG_8366-2.jpg

IMG_8373-2.jpg

IMG_8374-2.jpg

IMG_8375-2.jpg

IMG_8377-2.jpg

Unos días después, Miguel y Melisa nos visitaron con su pequeño hijo Mateo, y nuevamente nos prepararon un exquisito café en nuestra casa rodante, y nosotros les hicimos probar los mates argentinos.

Mateo le hizo honor a nuestra bebida típica Argentina: la Yerba Mate, y le gustó mucho.

IMG_8457-3.jpg

IMG_8458-3.jpg

IMG_8459-3.jpg

IMG_8460-3.jpg

Si quieren comprar o tomar buen café sin aditivos químicos, y cultivado organicamente, no pueden perderse el café de Caficulto.

Caficulto

Pasaje Tello 163 (a espaldas de KFC de Larco)
Miraflores, Perú
+51 1 4476722
[email protected]
https://www.facebook.com/Caficulto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *