De Buenos Aires a Mardel Plata Luego de volver de Uruguay, pasamos por última vez en muchos años con nuestro Motorhome “Libertad” nuevamente por Buenos Aires, luego de depedirnos de amigos y familia por un largo tiempo. “Acampamos” la última noche en Puerto Madero y partimos rumbo a Mar del Plata, haciendo una escala por Once donde queriamos conseguir unos mosquiteros de fibra de vidrio que resisten mucho mas que los comunes. Así que emprendimos viaje por la Av. Cordoba y a la altura de Facultad de Medicina…

Debíamos regresar para asistir al cumpleaños de Antonella (amiga nuestra), y por ello emprendimos viaje desde Colonia del Sacramento hacia Buenos Aires. Pasamos por la ciudad de Carmelo, donde nos despedimos de Coco; y allí decidimos conocer el Balneario Zagarzazu, perteneciente a ésta ciudad. El camino y la playa se encuentran rodeados de bellísimos árboles. Luego, seguimos viaje, y decidimos conocer el balneario de Fray Bentos, Las Cañas. Nos sorprendió la tranquilidad y belleza del balneario Las Cañas. En Las Cañas nos encontramos con un matrimonio suizo que…

Entre Victoria y Gualeguaychú, estuvimos conversando, además de apreciar el paisaje. Papá nos contó que cuando éramos chicos, él tenía un negocio de computación y había conocido a Dario quien se dedicaba al mismo rubro en la Ciudad de Buenos Aires, y se conocieron por esto; “Darío, era de Gualeguay” dijo papá. A lo que Mamá “corrigió”:- no, Darío era de Gualeguaychú. No, de Gualeguay. No, de Gualeguaychú. No, nació en Gualeguay… Y cada uno quedó con su idea: Papá decía que era de Gualeguay, y Mamá que…

Llegamos a Victoria cuando estaba añocheciendo; habíamos salido de Rosario por la tarde. Pedímos a Prefectura sugerencias sobre dónde podíamos estacionar, y nos recomendaron parar a la orilla de la laguna. Cenamos y dormimos allí. Nos despertamos con una hermosa vista. Aquí algunas fotos: Ubicación: Al día siguiente recorrimos la ciudad. Luego de conocer, recorrer y fotografiar, seguimos viaje a Gualeguaychú.

De chica soñaba con ser pianista. A los 8 años me regalaron mi primer teclado; el cual me sirvió para aprender algo de música, pero al ser tan pequeño, no me servía para tocar canciones completas. A Raúl Roche lo conocimos gracias a la Familia Pierandrei; y, sinceramente, es una persona muy amable. Aventurero de toda la vida, a los 18 años se construyó una carpa y vacacionó de esa forma. Hace algunos años se construyó un motorhome, con el cual recorrió, junto con su familia, gran parte…