Luego de entrar a Ecuador fuimos hasta Machala para hacer noche allí, y luego partir hacia Cuenca. El recorrido se desarrolla casi todo entre montañas y campiñas con vegetación semi selvatica, producto que en el lugar se nota que abunda la lluvia y el agua. Los paisajes son bellísimos, arbolados y durante todo el camino se suceden pequeños pueblitos a la vera de la ruta. Cuenca, es un lugar que teníamos programado visitar ya que muchos viajeros nos habían hablado de tan lindo destino, y realmente los consejos…