Conocimos en Canoa a Mauricio, él junto a su hermano hace muchos años, ambos oriundos de Quito, venían a descansar y a practicar su pasión, el Ala Delta en Canoa, hasta que un día decidieron cambiar de vida, compraron unas tierras en una de las colinas que rodean a Canoa donde tienen una vista privilegiada, y decidieron construir el Hostal Shanti, así que fuimos a conocer y  a descansar en tan bello lugar. Mirando al Oeste el paisaje es marítimo donde hacia el norte se puede ver perfectamente Canoa, y todas las playas…

En Montañita llegamos en unos días con mucho calor y buscamos un lugar fresco donde descansar, encontramos el “Refugio de las Aves” un lugar lleno de árboles con mucha sombra, con cabañas hechas con bambú, hamacas por todos los rincones para descansar. las cabañas son muy frescas y están en su gran parte realizadas con bambú… …al estar rodeadas de árboles son muy frescas …y se escucha el canto de los pájaros felices de tener un lugar donde estar, de allí el nombre del lugar… un metegol para…

Queríamos descansar unos días y nos recomendaron un lugar en el norte de Ecuador, donde el océano es cálido, y el agua turquesa, así que como estábamos cerquita fuimos a pasar unos días. El lugar  es una maravilla, por un lado todo vegetación casi una selva, se escuchan los pájaros, se mueven las iguanas, mariposas y flores de todos los colores, del lado de la costa se ve el océano en toda su inmensidad y con su espectacular color turquesa. Se puede apreciar todo desde arriba ya que…

Como volvimos a Ecuador, pues se cumplió el plazo de la visa en Colombia (ya que no pudimos ingesar a Venezuela pues las fronteras Colombia-Venezuela estan cerradas), y teniamos que hacer unos tramites en Quito, nos alejamos de “Libertad” nuestra casa móvil, y la dejamos en el Cajas (cerca de Otavalo), y nos alojamos en un Hostel con mucha historia. Nos gustó la idea de alojarnos en el Corazón del Centro histórico de Quito pues así podemos recorrer mas datalladamente sus calles, museos, iglesias, plazas y además a…

Después de un largo recorrido de 1200 km a toda prisa pues tenemos que llegar a la frontera, llegamos a Máncora y solo nos quedan menos de 150 km a Ecuador, así que decidimos descansar un día en las playas de Máncora, que increíblemente por primera vez en mi vida encuentro un mar cálido donde podría estar horas sin tener