Atraídos por el delicioso aroma que expelía el café en pleno proceso de tostado, nos acercamos a Caficulto. Estábamos buscando comprar café orgánico. Desde la ventana observábamos como la maquina revolvía el café recién tostado y, al mismo tiempo, cocinaba otra tanda. Miguel, el dueño del café, nos invitó a entrar y, notando nuestra curiosidad, comenzó a enseñarnos sobre las maquinarias que utilizan y los pasos a seguir para obtener un buen café.