El mundo sobre ruedas

Comparto esta historia, para demostrar que se puede. Se puede viajar, se puede vivir con poco, se puede ser feliz sin importar circunstancias, SE PUEDE.
Nada puede ni debe ser un obstáculo en nuestras vidas. Debemos utilizar todo como una ventaja, y lanzarnos a cumplir nuestros sueños.
Seamos felices, por sobre todas las cosas.

Albert Casals nació en Cataluña, en el año 1990. A los 5 años, Albert se contagió de Mononucleosis, que derivó en Leucemia. El tratamiento lo incapacitó, y desde los 8 años anda en silla de ruedas.

Sus enfermedades y discapacidad no fueron ningún obstáculo para él. A los 14 años reunió a sus padres, y les dijo que su sueño era viajar por el mundo, solo. Aunque a ellos les costó permitir su felicidad, aceptaron. Pero impusieron una regla: el primer viaje lo debía hacer acompañado por uno de ellos. Entonces, ese mismo año, Albert y su padre viajaron a Bruselas.

Desde los 15 años, y hasta la actualidad, Albert ha viajado solo, por todo el mundo. De hecho, en alguna oportunidad, la policía lo detuvo creyendo que se había escapado de su casa, siendo menor de edad.

Él no toma su silla de ruedas como una desventaja:- “¡No hay nada que yo no pueda hacer en mi silla! Subo, bajo, entro, salgo, he atravesado selvas y playas… (…). La silla es más ventaja que inconveniente: la gente te pregunta qué te pasa, de dónde vienes…, y así haces un montón de amigos”.

Practica como filosofía de vida el “Felicismo”, y lo define de la siguiente manera:
“Felicismo es el nombre que suelo dar a mi filosofía o manera personal de ver el mundo y la vida.
Como el nombre ya indica, la clave del felicismo es la felicidad. Y es que la felicidad es el único motor, la única razón de la existencia humana. Todas las acciones del ser humano están motivadas por el deseo de ser feliz, lo sepamos o no, y sólo mediante una existencia feliz podemos proporcionar felicidad a los demás.
 En consecuencia, es lógico que destinamos todos los esfuerzos de nuestra vida a encontrar y mantener esta felicidad: una felicidad plena, estable y permanente.”

Albert se lanzó a las aventuras, y desventuras también. Pues en más de una oportunidad, estuvo cerca de la muerte. Por ejemplo, en una lancha de traficantes de motores entre islas caribeñas, zarandeados por una tormenta con olas de cinco metros, se golpeó, cayó al agua inconsciente… y pudieron rescatarlo por pelos (literalmente). Albert es un verdadero ejemplo de vida, pues no permitió que ningún obstáculo se interpusiera entre él y su sueño.

Cuando le preguntan si no tiene miedo de que le roben, responde:-  “Si me roban, al poco tiempo volveré a tener lo necesario, ¡seguro! Y nunca podrán robarme lo vivido.”

“Cuando haces lo que de verdad quieres, el universo entero conspira a tu favor. Mira alrededor y decide: tú puedes elegir vivir triste o contento. Yo elijo la felicidad. No veo entre nosotros razones para ser infeliz. No hago nada que no quiera hacer en cada momento”, Afirma Albert.

Actualmente, cuenta con más de 50 países recorridos, y escribió dos libros (“El mundo sobre ruedas”, y “Sin Fronteras”).

Luego de leer esta historia… ¿crees en lo imposible? 

Restaurante Valentina en Cusco

Tradicional Restaurante en Cusco: Valentina En Cusco fuimos a almorzar al tradicional restaurante valentina, donde probamos nuevas comidas peruanas… En Perú mas precisamente en Cusco

leer mas »

Tren a las nubes

 El tren a las nubes es un lugar mágico, durante el recorrido se atraviesan distintos climas el mismo día y distintos paisajes, el Valle de

leer mas »

Empanadas Paulistas

Pasábamos caminando y nos encontramos con una irresistible invitación a probar una de las comidas típicas de argentina, pero en otro lugar. Entramos a Empanadas

leer mas »

Pizza Rodante

Fuimos a visitar Cumbayá una zona muy bonita y de gran expansión en esta época y en el parque nos encontramos con una simpática pizzería

leer mas »

Theatrum en Quito

Con motivo de una nueva visita a Quito, precisamente al centro histórico, pues por primera vez en Sudamérica se presenta el espectáculo Fiesta de Luz

leer mas »
Ir arriba