Puerto Pirámides

Hoy fue un día de emociones, nos levantamos temprano, alistamos todo en “Libertad” (pues tenemos que guardar todo lo que se mueve o puede caer), ya que nos vamos de Puerto Madryn a Puerto Pirámides, pues tenemos reservas para hacer avistaje de ballenas con la empresa Southern Spirit que amablemente nos invitó !!! Paramos a comprar víveres, ya que pensamos estar unos días en la península y recorrer distintos lugares, así que nos aprovisionamos bien.

Hasta Pirámides hay asfalto, luego toda la península tiene ripio y hay distintos lugares que vamos a recorrer para ver fauna del lugar. Pero quiero contarles que personalmente hoy cumplí un sueño que esperé 36 años para hacerlo, ya que cuando tenía 15 años visité este maravilloso lugar – único en el mundo, declarado Patrimonio de la humanidad, por la UNESCO – y no tuve la suerte que tuvimos hoy de hacer avistaje de la Ballena Franca Austral. Llegamos 12.30 ya que el barco sale 13.30, nos recibieron en la sede de la empresa que está a 30 metros de la playa, nos equiparon con salvavidas (que tienen balizas incorporadas), y capas ya que aquí nunca llueve, pero hoy llovió después de muchos meses, así que estaban muy contentos. Parecemos muñequitos con todo el equipamiento, pero felices de que estamos embarcando para el avistaje. Subimos al barco, tipo semirrígido pero de gran porte (calculo que para unas 60 personas) equipado con tres terribles motores fuera de borda. Llueve mucho pero no empaña el momento.

En el camino encontramos, gaviotas, un par de lobos, y 45 minutos después comenzamos a ver algunas ballenas con sus crías ¡que emoción! se acercan a unos 50 metros paran el barco, y una madre con su cría lentamente se acerca a nosotros, pasa por debajo de nuestro barco, se deja ver, su cría también y si bien la madre esta muy debilitada (pues nos cuentan los guías que la cría ya está preparada para ir a las frías aguas de la Antártida, pero le consumió a su madre unas 10 toneladas de grasa en estos meses ya que toma 120 litros de leche por día), nos deleita con unos saltos increíbles, que su cría repite. Por un buen rato se mantienen alrededor de nuestro barco.

Algunos datos:

  • El macho llega a medir de 13 a 15 metros, mientras que la hembra llega a medir 18!
  • El ballenato (la cría) toma 120 litros de leche por día
  • El guía nos explicó que, según estudios, la ballena franca autral vive alrededor de 100 años; aunque en Sudáfrica encontraron una ballena con un harpón de piedra clavado, y se calcula que esa ballena tiene, al menos, 140 años.
  • Su peso oscila las 40 toneladas (adulta).
  • Cada año, son más la cantidad de ballenas que ingresan a la península, aunque muchas de ellas mueren por el calentamiento global (pues no hay krill, con el cual se alimentan).
  • Un ballenato se alimenta y viaja junto a la madre durante un año.

Finalmente volvimos con un mar aún mas calmo, con un sueño cumplido !!! No se pierdan la oportunidad de visitar este lugar en algún momento de su vida, son momentos inolvidables!!!

=)
=)
Gaviotas alimentándose de un cardumen -y un Pinguino intruso 🙂  –
…y se cumplió el sueño
una imagen que no se borrará nunca de mis retinas
¿nos estará saludando?
la cría, a la izquierda, y su madre (se le notan las vertebras ya que pierden mucho peso al fin de la temporadas)
la cría
a la izquierda la Madre, a la derecha su cría, ambas saltaron simultanemente
Con los chicos de Southern Spirit que comandaron el barco y nos hicieron de guías