Reencuentro en la Patagonia

Gracias a Facebook, mi mamá se reencontró virtualmente con su amiga de la secundaria. Le queríamos dar una sorpresa pues ella pensaba que nos íbamos a encontrar para fin de Enero, no teníamos la dirección exacta pero sabíamos que vivía a lado de las Cabañas Amancayque además otras de las “Causalidades” los propietarios de estas son Javier, Roxana y Carolina amigos nuestros de Buenos Aires- y se nos ocurrió buscar en el GPS alojamientos y encontramos las cabañas, así que ya teníamos la ubicación exacta..

Llegamos a la localidad en El Hoyo (un lugar de ensueño) perteneciente a la comarca andina para nochebuena, no solo para compartir las fiestas con Marina y familia,  sino también para festejar su cumpleaños ya que cumple años el mismo 24 de Diciembre. Fue un momento de mucha emoción para Mamá y Marina.  Compartimos una nochebuena única con la familia, y además le cantamos el feliz cumpleaños!!!!  =)

elhoyo1 elhoyo2 El 25 de Diciembre, con mucho calor decidimos con Marina y Julian, caminar hasta el pie de la montaña, y luego subir 1000 metros hasta la Catarata de El Hoyo. elhoyo3 Los días siguientes los pasamos almorzando y cenando juntos, jugando a las cartas, o al poker, y disfrutando del tiempo compartido. Ellos son muy parecidos a nosotros, y al poco tiempo, más que amigos, parecíamos hermanos. A los pocos días llegó la familia Dubini, Carolina, Roxana, y Javier, y nos juntamos para compartir mates y charlas. elhoyo4 elhoyo5 El 31.12.2012 lo pasamos con la familia Di Leo, y siguiendo sus costumbres, antes de almorzar, y como última noche del año, rezamos un padre nuestro, nosotros agradeciendo por los buenos amigos que nos está regalando el camino, y por haber comenzado nuestro viaje. Apenas se hicieron las doce, nos abrazamos y agradecimos por el reencuentro. elhoyo6 elhoyo7 elhoyo8 El primer día del año, nos reunimos con Marina, Julián, Carolina, Roxana y Javier, y juntos fuimos a Puerto Patriada, y paseamos en kayak por el Lago Epuyén. Los primeros días de enero cumplió años de Javier, y nos reunimos las tres familias para festejar. elhoyo9 elhoyo10 elhoyo11 Marina y Luis cumplieron 25 años de Casados, y tuvimos el placer de compartir una fecha tan importante con ellos. elhoyo12 elhoyo13 elhoyo14 elhoyo15 En El Hoyo, conocimos a Armando Schachtner, ex-combatiente de Malvinas, quién nos regaló un calco de Malvinas Argentinas, y pegó uno que nos habían regalado en Buenos Aires, ¡¡Gracias Armando!! elhoyo16 elhoyo17 elhoyo18 elhoyo19 elhoyo20 elhoyo21 elhoyo22 Tuvimos una pre-despedida con la familia Di Leo, y la familia Dubini, pues nosotros nos íbamos a Lago Puelo, y luego a Parque Nacional Los Alerces, y por algunos días no volvíamos a verlos. elhoyo23

Intento fallido: en Lago Puelo se nos rompió el generador, y volvimos a El Hoyo para poder arreglar el problema que teníamos. Otra vez Javier ayudandonos, pues además de esponsorizarnos todas baterias del vehículo www.bateriasdubini.com.ar, ahora nos ayudó con el generador, y también nos mando a traer una bateria de Buenos Aires para instalarle una nueva (que pasaremos a buscar a la vuelta del viaje a Parque Nacional Los Alerces y Esquel).

elhoyo24 Y nos fuimos por unos días a Parque Nacional Los Alerces, para disfrutar de la naturaleza. Volvimos, para saludarlos y despedirnos de nuestros amigos. elhoyo25 elhoyo26 elhoyo27 Gracias familia Dubini, por la ayuda que nos brindaron, tanto en Buenos Aires como en El Hoyo. Gracias a Ustedes, sumaremos mas kilómetros en nuestra vuelta al mundo. Esperamos reencontrarlos, para seguir compartiendo momentos repletos de anécdotas, mates y mucha alegría. Los queremos mucho, amigos! Gracias! elhoyo28 ¡Gracias Marina y familia, por hacernos parte de su vida! Gracias Marina, por los contactos previos que nos realizaste, por las risas, los mates, las charlas. Gracias por la amistad, por el cariño, y por tantos lindos momentos! Te queremos mucho! La despedida fue con algunas lágrimas, y no era para menos, es que las dos familias hicieron que nuestra estadía en El Hoyo sea con muchísima alegría. Llevaremos en nuestros corazones recuerdos imborrables de los momentos que vivimos juntos. Gracias por tanto amor, tantas risas, abrazos, juegos, charlas y mates. Nos llevamos fotografías y recuerdos de los paisajes hermosos que conocimos, pero lo más lindo que nos  llevamos es el afecto que recibimos. Gracias por compartirnos parte de su vida, y por permitirnos pasar con ustedes las primeras fiestas de nuestra vuelta al mundo. Gracias. Gracias. Gracias!! Los queremos mucho, amigos, y los extrañamos!!